CONOCE TODO ACERCA LA MÁQUINA LÁSER DE CO2

Si nos fijamos en el sistema de control de movimiento para dirigir el haz del láser a los diferentes puntos del área de trabajo podemos dividir las máquinas láser en dos tipos, como ya comentamos en su día en nuestra guía “Cómo elegir la máquina láser que más se adapta a mis necesidades” disponible para su descarga en Laser Project Insider.

  • MÁQUINA LÁSER DE CO2 TIPO PLOTTER

Los sistemas láser de CO2 de mesa plana son equipos de 3 ejes (X, Y y Z) con una bancada o mesa de trabajo plana: El cabezal, encargado de dirigir el haz del láser hasta el punto exacto en el momento preciso, se desplaza a lo largo y ancho de la mesa de trabajo por los raíles de los ejes X e Y.

La mesa de trabajo sube y baja en la dirección del eje Z para posicionarse a la altura correcta (distancia focal) y poder así grabar y cortar desde los materiales más finos a los soportes más gruesos con la mayor definición posible.

  • MÁQUINA LÁSER DE CO2 TIPO GALVANÓMETRO

Los sistemas láser galvanométricos son equipos que dirigen el haz del láser de forma distinta a los de mesa plana. En este caso, dos espejos reciben el haz del láser del tubo y varían su posición angular para dirigirlo a cualquier punto del área de trabajo. De este modo no es necesario que el cabezal se desplazarse al punto concreto del área de trabajo donde va a grabar, y son sistemas láser mucho más rápidos. Por contra, necesitan mucha más potencia para cortar y son incapaces de cortar materiales tan gruesos.

  • CARACTERÍSTICAS DEL CORTE CON LÁSER DE CO2

Cuando añadimos el término CO2 al final de las palabras máquinas láser nos estamos refiriendo al tipo de tubo láser que utiliza para crear el haz láser.

Un tubo láser de CO2 es un recipiente hermético que contiene CO2 (en su mayor parte) y otros gases como Nitrógeno, Hidrógeno o Helio. En cada extremo del recipiente hay montados unos espejos. Uno de ellos es especial, porque es parcialmente “transparente”. El gas del interior del tubo se activa mediante energía eléctrica, producida por una unidad de radiofrecuencia (o algunos con CC), y emite energía en forma de luz. Una parte de esta luz (la más intensa) sale a través del espejo parcialmente “transparente” y forma un haz del láser de aproximadamente 10 micrómetros de longitud de onda. La otra parte de la luz rebota y vuelve atrás, ganando la intensidad suficiente.

Gracias a su longitud de onda, el láser de CO2 es capaz de grabar y cortar una larga lista de materiales.

Las ventajas de una máquina láser de CO2 frente a otros tipos de tubo como los Nd:YAG o fibra, son su versatilidad y precio económico.

Leave a Reply